domingo, 29 de noviembre de 2015

Los cuellos de lana de TQuel




TQel es una nueva firma de moda canina cuya historia está ligada a un can, concretamente a Max.  "Todo perro es especial, pero cuando un Teckel llega a tu vida, la cambia -comentan sus fundadores-. Podríamos poner miles de adjetivos a esta raza pero, sobre todo, son cabezones, fieles, inteligentes, e independientes en lo que se refiere a tener un sitio propio en la casa. Y, además, son muy frioleros". Los Teckel, además, tienen una morfología característica. Su cuerpo alargado y sus cortas patitas necesitan prendas y accesorios especiales. "Buscamos abrigos que le protegieran pero no encontrábamos nada en el mercado nacional. Todo lo que nos gustaba había que comprarlo fuera de España. Tras mucho pensarlo, con esfuerzo y no pocas dificultades decidimos lanzar este proyecto para ayudar a otros dueños que estuvieran en la misma situación que nosotros. Eso nos ha llevado a crear artículos específicos. Por ejemplo, nuestros abrigos son más alargados y cubren más la zona del pecho y las camas de madera son bajitas para que tengan un fácil acceso y alargadas para que puedan dormir estirados". 
En TQel hay moda discreta, moderna y urbanita para perros funcial pero con un toque fashion y, además, apostando por materias primas naturales para un mayor confort. "Tenemos una extensa variedad de productos. Cada dueño de perro es un mundo y tenemos que poder ofrecerle una amplia gama para cubrir las necesidades del perro en cualquier momento del día. Tenemos claro que funciona muy bien el mimetismo entre dueño y mascota", aseguran desde TQel.
La marca también apuesta fuerte por los artículos para el hogar. "La gente se ha dado cuenta de que el perro es uno más de la familia y demanda objetos diferentes, elegantes, con carácter, únicos… Es ahí donde entramos en juego cambiando la percepción de los artículos perrunos dándoles la perspectiva del diseño". Aunque si hay un artículo por el que han apostado fuerte -y que se agradece en los días de frío- son sus cuellos de lana. "Buscábamos un complemento sencillo, divertido y diferente que ofrecer a nuestros clientes que hiciera que los perros fueran elegantes, con un punto de distinción -prosiguen desde TQel-. Después de darle muchas vueltas nos fijamos en lo que estaba de moda en el mercado 'humano' y surgió la idea de los cuellos de punto ¡Ha sido todo un acierto! A la gente le encanta". 










No hay comentarios:

Publicar un comentario