lunes, 29 de septiembre de 2014

Retratos que salvan vidas








 
Fotografiar animales es un arte difícil que, de vez en cuando, regala a la vista trabajos tan magníficos como el de Fotopets, un estudio cuyas imágenes, no sólo sirven para tener un recuerdo de la mascota, sino también para ayudar a que muchos animales abandonados encuentren un nuevo hogar gracias a su proyecto  #adoptaunperro.
 
Fotopets lo forman Andrés, el camarógrafo, y Merce, licenciada en Empresariales además de escritora y redactora de los reportajes y acompañados por su hijo Jorge. "Siempre he sido fotógrafo de Naturaleza porque el tema me fascina", comenta Andrés. "Aunque la idea de comenzar a fotografiar animales surgió gracias a unos buenos amigos que nos pidieron que les hiciéramos unas fotos chulas a sus dos labradores. Nunca podremos agradecerles la inspiración que nos creo este encargo. A partir de ahí, fue todo rodado".
 
Aunque siguen haciendo retratos a las mascotas de los particulares que se lo solicitan, la mayor parte de su actividad es solidaria, porque Fotopets visita protectoras donde retratan animales que buscan un lugar donde vivir. A lo largo de los años han tenido que fotografiar no sólo perros, también gatos, erizos o serpientes. "Fotografiar perros es más fácil. Un perro es un animal simpático y dispuesto a agradar en cualquier momento, -describe Andrés-. Una golosina es más que suficiente para centrar su atención en el objetivo de la cámara. Sin embargo los gatos son especiales, son auténticos. A un gato no le chantajeas con una golosina, tiene que estar de buen humor. Y, si no quiere que le hagas una foto, no habrá forma alguna de hacerla. Sin embargo, son brutalmente fotogénicos, sus ojos son hipnóticos ante la cámara". 
 
Y, aunque el resultado de la sesión siempre les sorprende, lo que más les asombra es la capacidad de estos animales abandonados por seguir confiando en las personas. "Después de que algunos han pasado tremendas desgracias o maltratos, siguen creyendo en nosotros, en los voluntarios de las protectoras, en unos fotógrafos pesados que le obligan a posar durante un rato. 
 
Gracias a sus retratos, y a que los animales salen espectaculares, muchos de los perros y gatos son adoptados casi inmediatamente. "Seguimos la trayectoria de todos y cada uno de los perros que hemos retratado. Hasta el momento, hemos colaborado en la difusión de cerca de 200 perros abandonados y que están al cuidado de varias asociaciones y protectoras (Axla, Hoope, Txilas de Etxauri, Más Vida, La madrileña, Arpa Aranjuez...). Por supuesto, colaboramos con todas ellas de forma totalmente altruista aportando lo mejor que sabemos hacer: nuestras fotos".
 
Y, por cierto ¿qué nos recomendarías hacer a la hora de fotografiar a nuestra mascota? "El truco más importante es tener paciencia, -finaliza Andrés-. Es la base de la fotografía junto con la luz. Los animales posan a su manera, y esperar ese momento único donde te miran y muestran toda su grandeza sólo puedes inmortalizarlo con tu cámara y armado de paciencia".



 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario