martes, 12 de noviembre de 2013

La princesa de las mascotas

Los animales cuentan con un hada madrina de alcurnia. Se trata de la Princesa Maja Synke Von Hohenzoller (Dresden, Alemania, 1971), perteneciente a una de las casas con más alcurnia de la aristocracia alemana y europea. Maja representa a esa nueva generación miembros de casas reales involucrados con los problemas sociales de su época. Por eso ha sido reconocida internacionalmente por su lucha en diversos frentes: la prevención del cáncer, los huérfanos tailandeses y los animales, para los cuales acaba de diseñar la colección By a Princess for Animal Princess & Princesses (De una princesa para Príncipes y Princesas Animales), una línea de artículos para la prestigiosa firma germana de productos para mascotas Trixie. De una princesa para Príncipes y Princesas Animales está compuesta por cunas, camas, comederos, rascadores, correas, arneses… Todo con cierto estilo barroco y mucho sentido del humor. Las camas están decoradas con elegantes cordones y borlas y todos los artículos llevan -bordado o impreso- el escudo de la casa Hohenzollern. Además, hacen un guiño con el estilo de vida de los ricos y famosos miembros de la nobleza europea: juguetes con forma de botella de champán, bolsos, zapatos de tacón, maletines y hasta tarjetas de crédito. "Cada vez que aparece alguno de mis perros con el bolso o la tarjeta de crédito en la boca me hace reír y no puedo resistirme a hacerles fotos -asegura la princesa-. Y los manteles y platos son tan decorativos que me comería mi almuerzo en ellos". Algunos de los 14 canes y cuatro gatos de la propia Princesa Maja protagonizan el catálogo de la colección. Todos ellos han sido, además, rescatados de las calles y perreras españolas. "Existe una enorme diferencia entre el norte y el sur de España. En el trato a los animales ha mejorado y poco, y creo que es una cuestión generacional pero, por desgracia, todavía existen centros de exterminio donde se sacrifican perros y gatos porque no hay nadie dispuesto a darles amor y un hogar. Me parece lamentable que aún haya gente que considere a los animales como una herramienta, y que los acepten siempre y cuando funcionen. Muchos perros viven toda su vida encadenados y, cuando ya no pueden cuidar la casa, son arrojados a la calle. Me parece una barbaridad que los cazadores cuelguen a los galgos si no tienen éxito en la caza. Una Ley Europea de Bienestar Animal sería importante y necesaria: debería prohibir la matanza, obligar a que todas las mascotas estén registrados con microchip y promover campañas de esterilización. Además, tendría que incluir programas de educación en las escuelas para que los niños alimenten la empatía hacia los animales. Un ser que te ama incondicionalmente, no importa si eres feo, rico, pobre, viejo o joven ¿Cuántos amigos tenemos así?".

No hay comentarios:

Publicar un comentario