miércoles, 17 de julio de 2013

La humanizada moda de Siuí Closet








Elizabeth empezó muy temprano en el mundo de la moda. A los 6 años hacía trajes a sus muñecas y, aquella pasión, pronto se convirtió en oficio. "He hecho de todo, desde moda infantil, hasta equipaciones deportivas pasando por mujer y hombre -concede la diseñadora-. La moda canina llegó cuando en mi vida entró mi perrita Siuí. Tenía una enorme necesidad y ganas de llenarla de mimos, cariño con todo lo que estuviera en mi mano, incluida, la moda". No es de extrañar que, al bautizar su firma, apareciera el de su mascota.
La característica más representativa de Siuí Closet es que adapta las tendencias imperantes en la moda para humanos, a los trajes caninos. "Nuestra mascota dice mucho de nosotros mismos" -comenta Elizabeth-, y el hecho de traducir las corrientes estéticas del momento para personas a la moda canina es un símbolo muy significativo, pues ellos forman parte de nuestras vidas". Beisboleras, camisas, pantalones de tirantes, vestidos, camisetas... Todo adaptado a la fisonomía perruna. "En Siuí Closet respetamos, además, la comodidad de los canes. Las faldas y pantalones llevan en el interior de la cinturilla goma de ojal (como en la moda infantil) para ajustar al ancho de cada uno y sea más cómodo. Los cierres que usamos son automáticos o velcro, más fáciles de poner que un botón con ojal, aunque ponemos el toque del botón simulado para que parezca más auténtico". En cuanto a materias primas "utilizamos telas tipo chanel, punto de algodón, cuero… lo importante es que sean novedosos y tengan la mejor calidad para que nuestra mascota se sienta bien".
Siuí, su perrita de 2 años, es su fuente de inspiración. "Parece que lleva toda la vida dedicada al mundo de la imagen" -asegura-. Pero reconoce que su perrita Kiara posa también muy bien. "En alguna ocasión han posado las dos juntas. Kiara también es muy especial, es una perrita adoptada y ¡lo más cariñoso que existe!". A la hora de ponerse a crear, Elizabeth no tiene ninguna raza en mente. "Me da igual que sea un bichón maltés, un chihuahua o un cruce. Además, trabajo mano a mano con protectoras para fotografiar con nuestra ropa a los perritos; de este modo se les ve súper originales y puede que así tengan más posibilidades de encontrar un nuevo hogar. Es cierto que actualmente trabajamos tallas pequeñas, pero ya tengo en mente hacer un especial tallas grandes".
Y es que, la ropa para perros es cada vez más necesaria. "En España está tardando en extenderse, pero cada vez se ven más perritos vestidos porque ¿qué necesidad tienen de salir a la calle y temblar de frio? Los perros también sienten, y eso es algo de lo que mucha gente aún debe reconocer". En cuanto a concienciación, la diseñadora madrileña lo tiene claro: "Me gusta cuidar los detalles y, por eso, hasta nuestras perchas son biodegradables. Hay que intentar cuidar todo lo que nos rodea". En cuanto a planes de futuro, se resiste a desvelarlos. "Estamos preparando nuevos artículos que va a ser un bombazo, pero hasta ahí puedo contar… Lo que sí sacaremos, de cara a otoño-invierno, son nuevas colecciones con las últimas tendencias (traducidas) a nuestras mascotas". No me la pierdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario