miércoles, 25 de julio de 2012

Merecen el oro


La antorcha está a punto de encender el pebetero del Estadio Olímpico de Londres. En su recorrido ha pasado por un sitio muy especial, la Battersea Dogs & Cats House, uno de los albergues de animales abandonados más emblemáticos de Inglaterra. Al portador de la llama olímpica, el jugador de fútbol Michael Owen (gran amante de las mascotas, por cierto, porque tiene 2 bulldogs franceses y 3 Stafordshire bull terriers), le acompañaba Rory, uno de los 50 residentes del albergue que buscan un hogar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario